El vínculo afectivo con tu bebé prematuro

Redacción bbmundo · 17 noviembre, 2015

No esperes a que salga del hospital para sentirte unida a tu bebé.

Tener un bebé es una gran felicidad, pero cuando llega antes de tiempo es posible que requiera de atención médica, por lo que es común que aparezcan sentimientos como miedo, enojo, depresión o culpa, ante la incertidumbre de su estado de salud.

Es importante superar estos sentimientos, ya que los bebés son muy perceptivos a las emociones de sus padres.

Habla con tu pareja o seres queridos respecto a cómo te sientes, esto te ayudará a dar el primer paso para tu recuperación emocional.

Tips para demostrarle tu amor
Aunque tu bebé puede parecerte frágil, es necesario que empieces a fomentar el lazo afectivo, que determinará gran parte de su desarrollo físico y emocional.

En el hospital

  • Platica con los médicos respecto su estado de salud, ya que de esto depende que puedas acercarte a tocarlo, hablarle o cargarlo
  • Háblale cariñosamente y dale la bienvenida, esto lo ayuda a saber que es parte de una familia que lo quiere y ha esperado con mucho amor
  • Cántale. Así lo ayudarás a relajarse de una forma natural y a reconocer tu voz
  • Si el hospital lo permite, cárgalo con la técnica “madre canguro”, pegado a tu pecho, piel con piel, esto le ayuda a regular su temperatura, ganar peso e incluso refuerza su sistema de defensas.
  • Aliméntalo con leche materna. Está diseñada para satisfacer sus necesidades nutrimentales, estimula su crecimiento y le da anticuerpos que lo protegen contra infecciones. Si está en cuidados intensivos, extráetela para que las enfermeras se la den en tu ausencia o pregúntale al médico si tu puedes hacerlo
  • Si tú bebé requiere quedarse días en el hospital, déjale un algodón mojado con tu leche o un paño que tenga tu aroma (sin perfume) cerca de su cabeza. Así empezará a reconocerte y no se sentirá solo mientras no estés

Al llegar a casa

  • Cárgalo con la técnica madre canguro el mayor tiempo posible. Esto le ayudará a ganar peso rápidamente, fortificará sus músculos, reforzará su lazo afectivo y hasta mejorará su digestión
  • Dale masajes. Puedes iniciar esta actividad de manera espontánea. Mientras lo cargas, acuéstalo boca abajo sobre uno de tus brazos y acarícialo varias veces con la otra mano de arriba hacia abajo, desde la nuca hasta los dedos del pie
  • Si estás alimentando a tu bebé con leche materna, es muy normal que te pida de comer cada dos horas, especialmente en las primeras semanas después de salir del hospital
  • Duérmelo junto a tu cama, en un bambineto o moisés que esté acolchonado por dentro y que sea acogedor
  • Pon una hamaca donde lo puedas acostar, esto le ayudará a desarrollar su sistema vestibular (equilibrio) y lo tranquilizará gracias al balanceo

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 4,00 out of 5)
Loading...