¿Qué es la apnea fetal?

Redacción bbmundo · 25 septiembre, 2014

Los primeros síntomas se presentan después de los primeros dos o tres días de vida.

La apnea fetal, también llamada apnea del bebé prematuro , se define como la ausencia de ventilación espontánea por más de 20 segundos, o por menos tiempo cuando se acompaña de cianosis (coloración azulada de la piel), bradicardia (menos de 100 latidos cardíacos por minuto), o ambas.

Esta enfermedad es frecuente en bebés prematuros, nacidos antes de la semana 34 de gestación (o prematuros). Las primeros síntomas se presentan después de los primeros dos o tres días de vida.

¿Cómo identificarla?

Los bebés prematuros que la padecen presentan a menudo respiraciones rápidas con pausas breves, que se atribuye a la inmadurez del control del centro respiratorio.

Si las pausas duran más de 20 segundos (apnea) pueden asociarse a hipoxemia (baja concentración de oxígeno en la sangre) y bradicardia, por lo que requieren una estimulación activa para los movimientos respiratorios.

¿Por qué aparece?

En el organismo existen mecanismos básicos que regulan la respiración: el neural y el químico. El sistema nervioso central regula el ritmo y la frecuencia de la respiración en los pulmones del bebé.

El control químico se localiza en un lugar llamado médula oblonga (dentro del cerebro) y en los vasos sanguíneos (aorta y carótidas) que captan el aumento de una sustancia llamada CO2 o dióxido de carbono, lo que dispara la inspiración.

En los niños que nacen antes de completar sus semanas de gestación, dichos receptores están menos desarrollados y no captan el aumento de dióxido de carbono en la sangre. A ello se debe que los bebés prematuros tengan gran incidencia de apnea, que se asocia a la disminución de la oxigenación en la respiración, inmadurez cerebral, sueño o fatiga de los músculos respiratorios.

¿Quién tiene mayor riesgo?

La frecuencia con que se presenta la apnea aumenta mientras menos semanas de gestación tenga el niño. A medida que crece y logra alcanzar las 37 semanas de gestación, la frecuencia con que se presenta la apnea disminuye.

También los recién nacidos normales de bajo peso pueden presentar crisis de apnea.

Enfermedades relacionadas

La apnea es un signo frecuente de las situaciones patológicas neonatales como pueden ser:

  • Hipoglucemia: disminución de azúcar en la sangre
  • Septicemia: infecciones en el organismo
  • Hemorragia intracraneal

Por ello es importante que sean valorados todos los recién nacidos prematuros y más aún los que presentan crisis de apnea.

¿Se puede curar?

Para el tratamiento de los recién nacidos con crisis de apnea:

  • Es importante la posición que mantengan, pues deben permanecer con la cabeza en la línea media y el cuello en posición neutra
  • En algunos, la disminución de la temperatura ambiental (de 36.5° a 36.2° C de temperatura corporal) aminora la frecuencia de las crisis de apnea.

¿Hay otras alternativas?

Existen tratamientos con medicamentos en caso de que las crisis de apnea estén asociadas a cianosis o bradicardia.

La mayoría de los bebés prematuros dejarán de presentar crisis de apnea cuando alcancen las 37 semanas de gestación.

En los casos en que continúen con crisis de apnea y éstas se deban a una situación patológica, los recién nacidos recibirán tratamiento específico para su padecimiento. Los médicos, en el hospital los vigilarán y los padres recibirán capacitación para hacerlo en casa.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (2 votes, average: 2,00 out of 5)
Loading...