Qué hacer si tiene una infección del oído

Redacción bbmundo · 17 septiembre, 2015

Se da cuando la Trompa de Eustaquio (lo que conecta la garganta con el oído medio) se bloquea

Las infecciones del oído son muy comunes, especialmente en el invierno. La mayoría ocurren en bebés de entre los seis y 18 meses, pero pueden aparecer a cualquier edad. Esto sucede cuando hay líquido que queda atrapado en el oído medio (un espacio lleno de aire situado detrás del tímpano) y se infecta por bacterias o virus. Esto es más probable que ocurra cuando la Trompa de Eustaquio (un pasadizo estrecho que conecta la garganta con el oído medio) se bloquea.

 

¿Qué causó la infección?

 

Si tu bebé tuvo un resfriado, esto causó que su oído medio se hinche. La inflamación ha atrapado fluido en el interior de la oreja y crea un ambiente cálido y húmedo donde las bacterias y los virus pueden propagarse. Cuando la infección se establece, la presión sobre el tímpano hace que se abulte y se inflame.

La anatomía es un factor que contribuye: las Trompas de Eustaquio de un niño son más cortas que las de un adulto, lo que significa que el fluído y los gérmenes tienen más probabilidades de quedar atrapados en el oído medio. Además el sistema inmunológico de un niño aún está en desarrollo por lo que es más difícil combatir virus y bacterias.

 

¿Cómo se puede tratar?

 

La mayoría de las infecciones del oído desaparecen rápidamente por su cuenta, pero debes llevar al bebé a su médico de cabecera si presenta los siguientes síntomas:

  • Diarrea o vómito. El error que causa la infección del oído también puede afectar el tracto gastrointestinal
  • Disminución del apetito. Las infecciones del oído pueden causar malestar gastrointestinal. También pueden hacer que sea doloroso tragar y masticar para el bebé
  • Líquido amarillo en el oído. Esto no sucede con la mayoría de los bebés, pero es un signo seguro de la infección. La pus o líquido sanguinolento amarillento que sale de su oreja significa que tiene un pequeño agujero en su tímpano. Esto debería curarse por sí mismo dentro de unas dos semanas
  • Olor desagradable. Es posible detectar un olor fétido proveniente del oído

Si la infección no es causada por un virus, el médico puede prescribir antibióticos. El oído de tu bebé debe empezar a mejorar en tres días o cuatro días, con o sin antibióticos. Es importante mantenerlo hidratado durante este periodo.

 

¿Cómo prevenir las infecciones?

 

  • Amamantar. Estudios demuestran que seis meses de lactancia materna exclusiva pueden proteger a un niño de este tipo de enfermedades. De hecho, el riesgo de infecciones del oído fue 70% mayor en los bebés alimentados con fórmula
  • Mantén a tu bebé lejos de humo de cigarro. El humo del cigarrillo paraliza los diminutos pelos que recubren las Trompas de Eustaquio. Cuando eso sucede aumenta el riesgo de una infección
  • Vacúnalo. Un estudio de 2007 publicado en la revista Pediatrics habla de Prevnar, una vacuna que protege contra las bacterias neumocócicas, que pueden causar infecciones de oído, meningitis y otras enfermedades. El estudio encontró que Prevnar ha ayudado a reducir el número de bebés y niños pequeños que desarrollan infecciones de oído frecuentes. La vacuna sólo funciona para ciertas cepas de bacterias que causan infecciones del oído

 

La oreja de mi bebé no ha mejorado. ¿Qué debo hacer?

 

Si la infección no ha mejorado después de cuatro días, con o sin tratamiento con antibióticos, llévalo al médico para examinar su oído. Esto podría ser una infección más grave que puede romper el tímpano e inundar el canal auditivo. A veces esto puede conducir a problemas tales como la discapacidad auditiva.

Si tu bebé tiene infecciones de oído recurrentes, esto también puede conducir a la pérdida de audición y la cicatrización en el interior de la oreja.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (3 votes, average: 4,67 out of 5)
Loading...