¿Puedo amamantar si no es mi hijo?

Redacción bbmundo · 1 agosto, 2017

¡Sí! En términos generales, tu cuerpo podría generar leche incluso si nunca has estado embarazada.

En poco tiempo te entregarán a tu hijo, y en la mezcla de alegría y nerviosismo, tienes claro lo que deseas: convertirte en madre. Si es la primera vez que lo haces, es normal sentir incertidumbre y pensar que te perderás la lactancia materna porque nunca estuviste embarazada pero, ¡es falso!

Durante la gestación, los niveles de progesterona, estrógeno y prolactina (hormonas que condicionan a los pechos para producir leche) aumentan en tu cuerpo; pues bien, existen tratamientos médicos que imitan este proceso natural.

 

Lactancia inducida

 

Implica un periodo de “preparación” en el que deberás ingerir una combinación de estrógeno, progesterona y domperidona, la cual aumenta la secreción de prolactina. Después, se suspenderán los dos primeros (como sucede normalmente) y continuarás con la tercera para dar paso al bombeo.

Si estás pensando en llevarla a cabo, reflexiona:

 

  • Por qué quieres hacerlo, sé honesta. ¿Es sólo por probar “tu valor como mujer”?, ¿tienes sentimientos de negación respecto a que tu hijo será adoptado? O bien, tienes claro que tu único propósito es darle a tu bebé la mejor nutrición posible y crear con él un lazo emocional importante
  • Si estás dispuesta a intentarlo tanto como sea necesario. Es probable que tengas que practicar e incluso afrontar semanas o meses de ensayo y frustración, ¿estás preparada para resignarte en caso de que no tengas éxito?
  • Qué opinan tu pareja y los demás miembros de la familia. Contar con su apoyo será esencial; para que funcione en el menor tiempo posible, necesitas estar tranquila y sentirte comprendida
  • Cuál es la opinión profesional de tu ginecólogo. Recuerda que sólo él puede determinar si existe alguna circunstancia por la que la lactancia no sea recomendada para ustedes. Si el tema le parece extraño o no cuenta con información al respecto, pídele que te canalice con otro especialista o una consultora de lactancia
  • Cuándo te lo entregarán. Es recomendable que comiences a estimular la lactancia por lo menos un mes antes de la fecha prevista

Ya que tengas cubiertos estos puntos y estés convencida de querer seguir adelante, es necesario que te pongas en contacto con la gente que lo está cuidando y preguntes todo lo necesario para facilitar el proceso.

Factores a considerar

 

  • Edad. Un bebé menor de 3 meses estará más dispuesto a succionar
  • Técnicas. Cuáles puedes utilizar para animarlo a prenderse del pecho
  • Alimentación previa. Pregunta si ha sido amamantado antes o sólo ha recibido fórmula en biberón. Una concha de silicón suave podrá ayudarle a hacer la transición

No olvides que la mayor estimulación que podrán recibir tus pechos será la succión misma y que quizá, antes de conseguirlo, requieras un periodo de prueba y error, ¡ánimo!

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (4 votes, average: 3,75 out of 5)
Loading...