Enseña a tu hijo a controlar la pipí

Redacción bbmundo · 6 octubre, 2014

Tips para que superen juntos esta etapa.

superior-ok

El control de esfínteres es un aspecto que a la mayoría de las mamás atemoriza, esto no debería ser así ya que es un aspecto más en el desarrollo de los niños y un beneficio más hacia el camino de su independencia.

Para facilitarnos la tarea debemos conocer si el niño ya está listo; para lograrlo, necesitamos trabajar previamente de la siguiente manera:

  • El niño deberá observar a sus papás (si no les resulta incómodo) o hermanos en el caso de que los tenga, cuando van al baño, esto les da información de cómo realizarlo
  • Se pueden utilizar fotos, imágenes, describir el ruido, la sensación, inventar canciones, escenificar con muñecos, etc
  • Hay que trabajar con el niño la idea de desprenderse de una parte de él, que a muchos suele causarles angustia, ante esto, podemos establecer una despedida de su “popó” o “pipí”
  • Es recomendable utilizar una bacinica o escusado pequeño para que el niño no tenga la sensación de que se puede ir por él
  • Es importante evitar el pleito ya que deteriorará su autoimagen, toma en cuenta que si existe una guerra de poder, el niño tenderá a estreñirse y esto puede prolongarse a edades futuras

Algunos puntos importantes para saber si el niño tiene la madurez para el control de esfínteres son: que el niño tenga la capacidad de anticipar, caminar, desvestirse, sentarse; existe un rango de edad, para las niñas es entre el año diez meses y los dos años tres meses, para los niños es entre los dos años y los dos años seis meses, la mayoría de los niños controlan primero la “popó” y después la “pipí”. Los accidentes son importantes para la enseñanza, no pretendas que aprenda a controlar sus esfínteres en un día.

Hay diversos signos que nos anticipan si un niño esta listo o no, por ejemplo:

  • Si se encuentra molesto cuando se ha hecho, (aunque se haga inmediatamente)
  • Amanece seco de las siestas
  • Es capaz de vaciar agua de un vaso o jarra a otro sin derramar (esto se logra cuando hay madurez neurológica que coincide con el momento del control de esfínteres)

Los padres deben planear el momento y tener en cuenta la molestia que resulta para un niño. Lleva a tu hijo a comprar todo lo necesario, incluye en la compra los calzones entrenadores desechables. Después de unos días de usarlos se convertirán en tus mejores aliados.

No es conveniente entrenar al niño en periodo de crisis: el nacimiento de un hermanito, cambios de casa, divorcio, etc. esto les puede causar inseguridad y confusión en el aprendizaje.

Una vez que el niño ha hecho “pipí” tardará unos 40 minutos en volver a tener ganas, lleva un récord anticipando el momento en que vuelva a ir al baño.

inferior-ok

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (19 votes, average: 3,89 out of 5)
Loading...