¿Mi hijo es intolerante al gluten de los cereales?

Redacción bbmundo · 15 noviembre, 2016

La intolerancia al gluten produce una inflamación intestinal que puede generar considerables niveles de anemia.

¿Has notado un constante malestar en tu bebé después de ciertos alimentos? La intolerancia al gluten se conoce como celiaquía y se presenta a causa de una predisposición genética. Este padecimiento genera una inflamación intestinal que provoca que las vellosidades intestinales, encargadas de absorber los nutrientes de los alimentos, se atrofien y causen considerables niveles de debilidad y anemia.

La proteína del gluten se encuentra en los cereales como trigo, cebada, centeno y avena -entre otros- y por lo tanto, en todos los alimentos que dentro de su preparación los contengan en alguna medida.3066

Relacionado:

Alimentos con gluten

  • Pan, cebada, avena, harina de trigo, centeno y cualquier alimento que los contenga en su preparación (pasteles, galletas o productos de repostería)
  • Pastas (fideos, macarrones, tallarines)
  • Bebidas destiladas o fermentadas a partir de cereales (cerveza, agua de cebada o avena)

Alimentos libres de gluten

  • Frutas
  • Verduras (hotalizas y tubérculos)
  • Legumbres y arroz
  • Frutos secos crudos
  • Legumbres y arroz
  • Leche y sus derivados (quesos, yogurt)
  • Todo tipo de carnes y huevos
  • Todo tipo de embutidos
  • Aceites y mantequillas
  • Azúcar y miel
  • Cereales sin gluten (arroz y maíz)

¿Quieres preparar postres libres de gluten? Da click aquí.

Niños celíacos

Es muy frecuente que los padres de un niño celíaco tiendan a confundir dicha enfermedad con cualquier otra alteración digestiva común -diarrea, dolor de estómago, vómito-; sin embargo, ante la dificultad de los niños para expresarse todavía con claridad, es importante vigilar si estos síntomas desaparecen después de consumir alimentos que contengan un alto índice de gluten.

A pesar de que los síntomas de la celiaquía se presentan de forma diversa y, en muchas ocasiones, la enfermedad se desarrolla hasta la adolescencia, diagnosticar a tu bebé resultará mucho más fácil una vez que comience a comer papillas de alimentos que contengan esta proteína.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Vómitos
  • Diarreas constantes
  • Pérdida inexplicable de peso o aparente estado de desnutrición
  • Problemas de crecimiento (retraso inexplicable)
  • Permanente sensación de cansancio o fatiga
  • Frecuente inflamación abdominal
  • Defectos en los dientes o el esmalte dental

Cuando observes algunos de estos síntomas constantes en tu hijo, lo más recomendables es acudir a tu médico, quien realizará una prueba de sangre en donde analice:

  • Aumento de plaquetas en la sangre (trombocitosis)
  • Disminución de leucocitos (leucopenia)
  • Problemas de coagulación de la sangre (coagulopatías)

Y a través de una biopsia intestinal (que muestre un aplastamiento de las vellosidades intestinales) consiga el diagnóstico correcto.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...