Enséñale a tu hijo a vivir en abundancia

Niños De Ahora · 4 noviembre, 2016

No puedes enseñarle a tu hijo a ser abundante si tú tienes una mentalidad de escasez.

¿Qué le estás enseñando a tu hijo sobre dinero? Enséñale a vivir en abundancia.

  • Ladrón que roba a ladrón, tiene mil años de perdón
  • Con dinero baila el perro
  • No tengo dinero
  • ¿Crees que soy cajero?
  • Soy pobre pero honrado
  • Es que no hay dinero
  • Es que estamos en una crisis
  • Lo mismo te cuesta enamorarte de un pobre que de un rico
  • Ya te cambió el dinero
  • Así nos toco vivir
  • El que no tranza no avanza
  • El dinero no trae la felicidad
  • El dinero es sucio
  • Pobre nací pero pobre me voy a morir
  • Pobre pero honrado
  • Tal vez no seamos ricos, pero por lo menos somos felices

El dinero no se crea con base en los recursos que tienes. Se crea en tu mente. El problema está en tus creencias sobre él. Imagina por un momento que tienes una jarra y un vaso. La jarra representa el universo, con las infinitas posibilidades para generar abundancia. El vaso representa tu forma de pensar acerca de él. ¿Qué sucedería si tratas de recibir más dinero del que cabe en tu vaso?

giphy

Entonces, ¿para poder tener más dinero, qué necesitamos?

¡Una jarra bien grande!

No puedes recibir más dinero del que sientes que mereces. Tu valía define cuánto te permites recibir – te des cuenta o no.

En el mundo hay dos tipos de personas: los que piensan que la abundancia está afuera – y hay que hacer grandes sacrificios para poder tener un poco de ella; y los que saben que está adentro – que reconocen sus dones, y que con su creatividad aportan su valor a la sociedad y reciben en abundancia.

Si en algún momento has sentido que:

  • No eres suficientemente bueno en tu trabajo
  • Necesitas hacer muchos esfuerzos y sacrificios para tener dinero
  • Cada vez que ganas dinero se te acaba o te quedas corto
  • Cuando tienes mucho dinero, en el fondo te sientes culpable o tienes miedode perderlo…

Aquí están estos tips para ayudarte a cambiar tu relación con el dinero, y enseñarle a tu hijo a tener una sana con él:

1) Haz una lista de tus creencias. ¿Cómo te enseñaron a pensar sobre el dinero? Divide una hoja en dos. Del lado izquierdo anota todas tus ideas locas, y mientras lo haces, date cuenta de qué emociones surgen en ti. ¿Qué emociones y creencias me están impidiendo estar en donde quiero estar?

Te interesa: Cuándo darle su primer domingo 

2) Reta y reprograma tus creencias. ¿Eso que anotaste, realmente es cierto? Anota en el lado derecho una idea poderosa y liberadora sobre el dinero. Memoriza estas nuevas creencias – pégalas en el espejo del baño y repítelas durante el día, en especial en esos momentos en que surgen aquellas viejas ideas y temores.

Recuerda: no puedes enseñarle a tu hijo a ser abundante, con una mentalidad de escasez.

3) Aprende sobre el dinero, no sólo a administrarlo, sino cómo hacer que crezca y que trabaje para ti. No tienes que empezar con algo grande. El viaje de 1000 leguas comienza con un paso.

COMPARTE este mensaje. Ayuda a que más padres y madres cambien su perspectiva sobre el dinero.

 

 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (8 votes, average: 3,75 out of 5)
Loading...