¡No se lo compres!

Graceland · 20 noviembre, 2015

No malgastes tu dinero en ropa y aparatos que no vas a ocupar.

Estás embarazada, estas nerviosa y, sobre todo, tienes mil dudas. Para aclararlas le preguntas a tus amigas con hijos o te avientas a todos los sitios de bebés a ver qué dicen. Estando ahí descubres un millón de objetos para ayudarte con los primeros meses de maternidad y obviamente crees que necesitas todo.

Pues yo les voy a decir algo: hay veintiún mil cosas que no van a usar. Con el afán de ayudarles y de que no gasten innecesariamente, les voy a contar mi experiencia, porque debo admitir que yo caí redondita y compré hasta el sonido “White sound” para ayudar a que mi hijo durmiera. Eso y muchas chunches más.

Uno de los objetos por los que me aferré cuando estaba embarazada fue el bote para pañales que elimina el olor en el cuarto; el mentado Diaper Genie sonaba muy sofisticado y útil, pero fue el objeto decorativo número uno, porque ahí duró, parado y estoico sin uso, la verdad cambiaba al niño y tiraba el pañal en la basura, normal. *Risas por favor*.

¿Zapatos para el recién nacido? Ok, sí, se ven muy bonitos, pero se los pones una vez cuando vas a la comida de la abuelita y nunca más; además los bebés ni caminan. ¿Para qué quieres ponerle zapatos a la pobre criatura? No lo hagas. Mejor cómprale unos calcetines con dibujos, tipo zapatos muy cute.

El objeto decorativo número dos fue el calentador de toallitas húmedas. Sí, así es, nunca lo usé, creo que sólo la primera semana, pero estaba tan atareada con mil cosas y aprendiendo todo, que lo que menos quería era estar manteniendo esa cosa prendida y echando agua cuando se acababa. Pérdida de tiempo.

Ahora, el monitor. Lo siento pero cuando tu bebé es recién nacido te la pasas pegada a él, yo hasta dormía en su cuarto como buena madre histérica y empalagosa. Quería estar revisando cada movimiento y su respiración constantemente. Lo use, creo, sólo tres veces. Y son carísimos. No lo compren.

Juguetes. Los recién nacidos no los necesitan, es más, ni siquiera los pueden agarrar con sus pequeñas manos. Luego ahí tienen la cuna llena de peluches y cosas que no sólo les estorban, los pueden lastimar. Mejor compren un móvil o cosas que lo estimulen por medio de la vista. Para todo hay tiempo, no se nos adelanten.

Los bouncers son como portabebés para tener al niño en tu casa y vibran para que sienta que lo están meciendo. Cada que acostaba a mi hijo ahí, el pobre soltaba unos gritos y lloraba como loco, nunca le gustó, no le funcionó y nunca lo usamos. El muy lindo prefería mis brazos.

Estos son algunos artículos que no deberías preocuparte en conseguir, la verdad el bebé lo único que quiere es estar contigo, con toda la parafernalia o sin ella, así que no te estreses, cómprale ropa, cobijas y abrázalo mucho.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (13 votes, average: 3,38 out of 5)
Loading...