¿Qué quieres que sea cuando crezca?

Martha Debayle · 9 septiembre, 2015

Recuerda decirle a tus hijos que son lo que tú quieres que sean.

Este mes estuvimos trabajando mucho para poder saber y entender la importancia que el sueño tiene para la salud de los críos y obviamente de toda la familia, nadie quiere a un bebé llorando toda la noche ¿o sí? Pero como ustedes me conocen tanto y saben que no tengo paz, quiero aprovechar este número para hablarles de lo importante que es fomentar los sueños de nuestros hijos. No sólo me refiero a que peguen la cabeza en la almohada, sino a todo el lado y peso emocional que esto significa.

¿En qué soñaban cuando eran niños? Yo recuerdo que cuando tenía seis o siete años me veía haciendo radio, ponía discos y jugaba a presentar las canciones, luego a conducir la entrega del Oscar (ya se los he contado varias veces en radio) entonces, por mi propia experiencia, les puedo decir que mi realidad de hoy la vi en lo que soñaba cuando era una cría. ¿Cuántos de ustedes se dedican a lo que querían hacer cuando tenían 10 años?

Ya sé que han de pensar “en qué paquetote me metí” y pues sí, tienen razón. Como papás somos responsables de la educación física y emocional de los niños; así que debemos preocuparnos y ocuparnos tanto por pagar la comida y el colegio, cómo por nutrir su alma y en este caso sus anhelos.

Muchas veces he escuchado a papás que lejos de alentar a sus hijos, los limitan. Me queda claro que es con la buena intención de protegerlos para que no se lastimen o se decepcionen. Pero eso a la larga sólo los predispone para ser personas inseguras y con baja autoestima.

Que nos quede claro, frases como “¿Cantante? ¿Y de qué vas a vivir?”, “¿Modelo? Primero consíguete un trabajo del que puedas mantenerte”, “¿Futbolista? Son una mafia y puro negocio chueco”. Como les he escrito varias veces, como padres, somos la primera referencia que los chicos tienen con el mundo, si nosotros ponemos trabas y dudas a sus aspiraciones ¿cómo queremos que después salgan a enfrentar el mundo?

Total, si mañana no son cantantes ni futbolistas ni modelos que sean lo que quieran, pero que sepan que todo lo que desean es posible y que ustedes confían en ellos. Como papás ese también es nuestro trabajo, hacerlos sentir seguros, con una gran confianza en lo que quieran alcanzar, ser o lograr; una de nuestras mayores responsabilidades es acolchonar los primeros años de nuestros críos ¿No creen? Recuerden lo que siempre les digo: “Dile a tus hijos que son lo que tú quieres que sean”.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (0 votos)
Loading...