Soluciones creativas para los problemas con tu hijo

Nancy Steinberg · 10 noviembre, 2015

Que la hora de la comida no sea motivo de llanto usando tu imaginación.

Cuando enfrentas problemas con tus hijos, el sentido del humor y la creatividad pueden ser tus aliados. Hoy les quiero contar lo que hicimos con una mamá para resolver los que tenía con su hijo a la hora de la comida.

El niño, de cinco años de edad, era muy delgado y pálido por lo que, cada vez que no quería comer, la mamá entraba en pánico de que algo le ocurriera. Los problemas eran muy serios y particularmente difíciles de manejar por las mañanas cuando debía llegar el camión de la escuela y él no había terminado de desayunar: pasaba el tiempo tratando de decidir qué es lo que iba a comer y, una vez que se lo servían, hacía berrinche porque no era lo que quería.

Inspirada en una tira cómica, esto fue lo que propuse:

Utilizando dos pliegos de papel ilustración, la mamá preparó un menú para la hora del desayuno con alimentos al frente y bebidas por atrás.

Sin título1 Sin título

En la noche, mientras el niño se preparaba para ir a dormir, ella entraba en su recámara y él debía elegir lo que iba a desayunar a la mañana siguiente. La mamá lo anotaba en una “comanda” y, por la mañana, antes que el niño se levantara, ella preparaba el desayuno.

Si cuando él llegaba decía que eso no era lo que quería, la mamá le mostraba la “comanda” que habían elaborado el día anterior.

Si tú quieres aplicar un programa como este, toma en cuenta la edad de tus hijos; si ya saben leer, elabora un tablero con las opciones escritas o, si son más pequeños como hizo la mamá del ejemplo, puedes pegar recortes de revistas de los diferentes alimentos y bebidas, bajar imágenes de Internet o, si te gusta dibujar, tú los puedes hacer.

En cuanto al material, lo puedes hacer con dos pliegos de papel cascarón o papel ilustración unidos por listones en los hombros. Puedes hacer muchas variaciones, por ejemplo:

  • Pintar las placas de cartón con pintura para pizarrón, de manera que puedes cambiar el menú, escribiendo con gis blanco o haciendo dibujos con gises de colores de acuerdo a la edad de los niños
  • Elaborar las figuras como estampas que pueden cambiarse, ya sea forrando las placas con corcho y adherir las figuras con tachuelas de colores o forrarlas con franela y usar velcro
  • Cualquier otra idea que a ti se te ocurra. Solamente recuerda que, como lo vas a cargar, no debe ser muy pesado

Espero que encuentres esta idea útil y divertida. Si quieres compartir tu historia, puedes hacerlo a  midoctoranancy@gmail.com  y visita mi página web  midoctoranancy.com y acompáñame en Twitter y Facebook.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (0 votos)
Loading...