¿Cuáles deben ser las características del líquido amniótico?

Nuria Ocaña · 3 octubre, 2014

La escasez del líquido amniótico puede dificultar el nacimiento de tu bebé por falta de humidificación del canal de parto.

Ha sucedido en más de una ocasión que una mujer ha tenido que suspender su embarazo por presentar una cantidad inadecuada de líquido amniótico. La escasez de éste (el líquido donde está suspendido el feto dentro de la placenta) puede dificultar el parto por falta de humidificación del canal de parto. Oligohidramnios es el término con el que se designa esta condición, de causa desconocida y que no parece estar ligada a un defecto genético específico. Sin embargo, los problemas del sistema digestivo o del sistema urinario a menudo se asocian con este padecimiento, pues la orina del bebé es parte de la composición del líquido amniótico y si el bebé no está excretando adecuadamente, es posible que esto provoque la reducción del líquido.

El oligohidramnios también se ha asociado con restricción del crecimiento intrauterino y puede detectarse mediante un ultrasonido antes de que el bebé presente problemas de crecimiento. En ocasiones, cuando existe escasez duradera del líquido, la inhibición del movimiento fetal también puede causar defectos en sus extremidades.

En caso de haberse presentado por primera vez esta condición, si se trata de un factor aislado no asociado con problemas de cromosomas, la condición no se repetirá necesariamente en un futuro embarazo. Así que ninguna mujer cuyo embarazo fuera interrumpido por esta causa debe estar preocupada porque esta condición se repita. Además, técnicas como la radiología o el ultrasonido podrían determinar a tiempo las dificultades que pudieran presentarse.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (0 votos)
Loading...