¿Embarazado?

Bernardo Romano · 21 septiembre, 2015

¿En plural? Sí. Cada vez más hombres se involucran activamente en el embarazo de su pareja.

Los primeros pasos

  • Por lo menos durante el primer trimestre, ella será el centro de atención, pero eso no significa que debas hacerte a un lado sino todo lo contrario. Lo mejor es involucrarte desde el primer momento, así que comiencen juntos la búsqueda del especialista que vigilará este proceso y organiza tu horario de trabajo, con la intención de acompañarla a todas las consultas posibles. Las imprescindibles: la primera (sobre todo porque ambos evaluarán al médico) y los ultrasonidos
  • Para no fallar, infórmate de las prestaciones que tienes durante la gestación y después del parto. Por ley te corresponden 10 días de descanso después del parto para que estés con tu hijo. Si tienes oportunidad, asiste a los cursos de psicoprofilaxis o con la doula, los tranquilizará a ambos
  • Ahora, si quieres sentirte más tranquilo, investiga. Atrás quedaron aquellos días en los que nosotros simplemente veíamos como crecía su vientre. El libro Su embarazo semana a semana de las ginecólogas Glade B. Curtis y Judith Schuler, te será de gran utilidad para comprender sus síntomas

Una casa para tres

  • Arreglen su habitación y vayan de compras para adquirir lo necesario para amueblarla. Además, hacer una lista de las cosas que puedan requerir tu esposa y el recién nacido, les facilitará el paseo y les ayudará a no comprar de más
  • Es muy importante que seas comprensivo con ella y te involucres en las labores del hogar. Recuerda que formar un bebé no es cualquier cosa y experimentar mareos, náuseas, hipersensibilidad a los olores, cansancio y cambios de humor no debe ser sencillo
  • Finalmente, apóyala para que coma adecuadamente, si debe seguir un plan alimenticio, ¡únete! El beneficio será para los tres

¿Y nosotros?

Durante el primer y último trimestre evita sugerir salidas con los amigos, sobre todo si ella manifiesta que no está de humor o se siente cansada. Si te gustaría salir, plantéaselo con anticipación y procura estar disponible en caso de que haya una emergencia. El embarazo es un momento que puede hacerla sentir vulnerable y necesitará más que nunca de tu atención.

La comprensión y la empatía son cualidades que todos buscamos en nuestra pareja, no sólo durante este periodo. Si tienes dudas, habla abiertamente con ella o con el médico, y déjate llevar por el entusiasmo y alegría.

Involucrarse en serio: el Síndrome de Couvade

Este es el nombre que recibe una forma de vivir la paternidad de modo similar a la madre. El término proviene de la palabra francesa couver, que significa incubar o criar y se trata de un asunto psíquico y físico. Es más frecuente en los primerizos, y quienes lo padecen mimetizan los síntomas de su pareja, y llegan a sentir calambres en las piernas, tienen antojos, náuseas, vómitos, etc. Los estudios realizados al respecto indican que entre 10 y 65% de los hombres lo presentan y una vez que el hijo nace, suelen ser más cariñosos y atentos con él.

Bernardo Romano es psicólogo y terapeuta familiar independiente. Estudió Psicología en la UNAM y actualmente, además de dar consultas privadas, se desempeña como orientador vocacional y maestro de la Escuela para Padres en el nivel de educación media superior. Puedes contactarlo en el correo: bernardterap@gmail.com.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (0 votos)
Loading...