Familias divididas

Redacción bbmundo · 24 abril, 2015

El que vivan en casas diferentes, no es justificación fallar con su rol como padres.

¿Qué pasa después de un divorcio o de una ruptura amorosa cuando hay niños de por medio? Te separas, terminas con tu pareja, pero obviamente no dejas de ser padre. Todos aquellos papás que no viven bajo el mismo techo pero comparten el cuidado y la protección de sus hijos entran en la categoría de familias dividas. El que vivan en casas diferentes, no es justificación para que no cumplan debida y oportunamente con su rol como padres: seamos capaces de entender que un niño necesita que sus padres se lleven bien a pesar de que no estén juntos.

Para evitar que el niño piense que la casa materna es para hacer la tarea y cumplir con ciertas obligaciones y que la del papá es para jugar y estar como de vacaciones, es importante dejar claro que en ambos lugares se siguen las mismas reglas. Recuerda que también es importante que cuando sale con tu ex pareja o regresa a casa, no debes de hacer comentarios negativos sobre tu ex o cambiar tu actitud. Te damos algunos tips:

Cuando tu hijo se va

 

Cuando tu hijo regresa

 

  • Trata de ser positiva
  • Siempre entrégalo a tiempo
  • Ayúdale a anticipar el cambio, recuérdale que visitará a su papá uno o dos días antes
  • Empaca por adelantado para evitar que se le olvide algún objeto por el que sienta nostalgia; puede ser su juguete favorito o unas almohadas. Tip: puede ser de gran ayuda que en ambas casas tenga su propio cepillo de dientes, pijamas, cambios de ropa, etcétera
  • Evita recogerlo de forma imprevista, pues podrías interrumpir algún evento que tengan planeado, además de que confundirás al niño
  • No le digas que te llame a cada momento, entiende que se queda en buenas manos

 

 

 

  • Que no te encuentre hecha un mar de lágrimas ni le reclames que te dejó sola, eso les hace daño a él y a ti
  • No le exijas cosas, déjalo descansar un rato y dale un poco de espacio para que se ajuste al lugar
  • Cuando veas que ya se acostumbró, establece una rutina especial como leer un cuento, ver algún programa en la tele o tomar un vaso de leche. Este tipo de cosas harán que sepa exactamente lo que le espera al llegar, así la transición será mucho más fácil

 

 

 

 

 

 

Acabemos con la idea de que una familia dividida es una familia destruida. Tanto tú como su papá siguen y seguirán siendo las personas más importantes en su vida, así que lo mejor es dejar de lamentarse por la separación y actuar en beneficio de su hijo. Con esta nueva forma de pensar, los conflictos y resentimientos quedarán atrás para dar paso al fortalecimiento de su lazo como padres, lo cual nunca desaparecerá.

 

 

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...