Trastornos más comunes en niños

Redacción bbmundo · 9 marzo, 2016

Identifica los síntomas de cada uno antes de ir con un especialista.

Hay algunos problemas comunes que tu hijo puede experimentar. Los trastornos más frecuentes en niños no son un riesgo, pero saber a qué te puedes enfrentar te ayudará a determinar si tu hijo puede necesitar atención médica.

Existen diferentes trastornos del desarrollo pero debes recordar que cada caso es distinto y las características dependerán de la edad y la situación en que se encuentre tu hijo, por lo que es necesario que te apoyes en un especialista. Los trastornos del desarrollo más comunes son:

  • Trastorno del espectro autista (TEA). Se conoce también como Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD) y ocurre cuando el niño tiene dificultades para interactuar, comunicarse, adaptarse a diferentes circunstancias o para responder a estímulos sensoriales como sabores y texturas. Éste afecta a uno de cada 175 niños y los síntomas (contacto visual limitado y movimientos repetitivos, entre otros) se manifiestan antes de los 3 años.
  • Trastorno Específico del Lenguaje (TEL). Éste retrasa el desarrollo del lenguaje en niños que no tienen pérdida de audición ni otra causa física. Por lo regular, los niños que lo padecen no dicen ninguna palabra hasta que cumplen los 2 años de edad aproximadamente y a los 3, pueden hablar pero es difícil comprenderlos porque tienen problemas al articular. Su lenguaje es desorganizado desde la forma de pronunciar hasta la conjugación de verbos o la comprensión de nuevas palabras, lo cual afecta posteriormente sus procesos de lectura y escritura.
  • Trastorno por Déficit de Atención (TDAH). Se caracteriza por la dificultad para concentrarse así como por problemas de conducta. Sus 3 principales síntomas son inatención, impulsividad y distracción, y parte de confirmar el diagnóstico es monitorear si están presentes por seis meses al menos. A las personas con TDAH les cuesta trabajo regular dónde, cuándo y por cuánto tiempo dirigen y controlan la atención y sus acciones. Suelen ser distraídos, desorganizados y tienen problemas para seguir instrucciones, finalizar tareas o esperar turnos.
    Encuentra más información sobre el TDAH
  • Trastornos de procesamiento auditivo. Ocurre cuando es difícil procesar e interpretar con precisión la información que escuchan. Estos niños tienen una capacidad para oír normal pero se les dificulta procesar (entender, diferenciar y darle sentido) los sonidos que escuchan, en especial cuando hay ruidos de fondo. Se puede confundir con el TDAH y el autismo ya que en los tres se afecta la capacidad para escuchar y entender lo que se oye. La diferencia consiste en que en este trastorno las dificultad es entender los sonidos de lo que se dice y no su significado. A largo plazo, esta alteración puede provocar dificultades para hablar y disminuir la capacidad de la memoria auditiva.
  • Trastornos sensoriales. Estos se refiere a problemas para organizar y procesar los estímulos que reciben los niños a través de los sentidos: vista, oído, olfato, gusto, tacto, conciencia corporal (propiocepción) y el sentido del espacio (vestibular). Quienes lo sufren pueden mostrarse hipersensibles o, por el contrario, poco sensibles a estos estímulos. El síntoma más común es la dificultad para procesar la información relacionada con el movimiento de su cuerpo en el espacio, la orientación del mismo y su postura.
  • Trastornos de aprendizaje. Es la incapacidad de recibir, procesar, recordar y comunicar información. Estos niños tienen una agudeza visual y auditiva normal, pero les cuesta trabajo asimilar uno o más tipos de datos (auditivos, visuales, sensoriales) y, en consecuencia, realizar alguna tarea como escuchar, leer o realizar cálculos. Este tipo de trastornos incluyen la dislexia (trastorno de la lectura), disgrafía (de la escritura) y discalculia (en los procesos matemáticos). Aunque no se consideran un problema emocional, afectan gravemente este aspecto, ya que no pueden entender ciertas claves sociales.
  •  Trastornos en el desarrollo cognitivo. Entre estos se incluye el síndrome de Down y se refieren a la discapacidad de adquirir, manifestar o expresar los conocimientos. Esta es una condición adquirida durante la gestación, el nacimiento o la infancia por ciertos límites en el funcionamiento intelectual, motriz, sensorial (vista y oído) y en la conducta adaptativa (interacción social). Según sea un entorno (más o menos tolerante y facilitador), la discapacidad se expresará de manera diferente.

Checa cómo distinguir si hay algo que no podrá hacer o si sólo lo logrará a su propio ritmo en esta guía de habilidades por etapa.

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (6 votes, average: 4,50 out of 5)
Loading...