Epilepsia en niños

Redacción bbmundo · 26 marzo, 2016

La OMS indicó que la epilepsia es un trastorno neurológicos común

Según la Organización Mundial de la Salud, la epilepsia es uno de los trastornos neurológicos más comunes pero ¿sabías que en México cerca de dos millones de personas la padecen y que los más afectados son niños menores de 15 años y personas mayores?

Esta enfermedad es provocada por el aumento de actividad eléctrica de las neuronas en diferentes zonas del cerebro que provocan convulsiones de forma intermitente, episodios de desconexión y movimientos no controlados en alguna parte del cuerpo. El cerebro está compuesto por millones de células nerviosas que utilizan señales eléctricas para controlar las funciones, los sentidos y los pensamientos, y si estas señales se interrumpen las personas enfermas pueden tener un ataque epiléptico.

Algunos niños desarrollan la epilepsia como resultado de una lesión en el cerebro, dificultades en el parto, o una infección que lo afecta directamente, como la meningitis. Para algunos, esta enfermedad tiene una causa genética que puede ser heredada de uno o ambos padres o puede ser un cambio que ocurrió en los genes del niño (antes de nacer).

Como papás, es difícil predecir cómo afectará la epilepsia la vida de su hijo. Los desafíos de la paternidad se agravan; no sólo se tienen las preocupaciones normales sobre la crianza de un niño, ahora hay que abordar los problemas emocionales que puedan afectarte tanto a ti como a tu hijo como falta de autoestima, depresión, vergüenza o frustración. ¿Cómo puedes ayudarlo a lidiar con estos sentimientos?

  • Asegúrate que comprenda tanto sobre su enfermedad como sea posible.
  • Trata de que sea positivo y que se enfoque en todas las cosas que puede hacer. La epilepsia puede tener algunas restricciones.
  • Informa a toda la familia sobre la enfermedad de tu hijo y responder a cualquier pregunta que puedan tener.
  • Esto es muy importante: enseña a todos sobre lo que deben hacer en caso de que tu hijo tenga una convulsión. De esa manera, no tendrán miedo de ser testigo de una crisis.
  • Dormir lo suficiente y tener comidas bien balanceadas le ayudará a mantenerse saludable y puede ayudar a reducir sus convulsiones.
  • Asegúrate que en la escuela de tu hijo estén enterados de su condición para asegurar que estén preparados para cualquier situación.

El doctor Sergio Córdova López, del Servicio de Neurología del Hospital Español de México explicó que existen dos tipos de crisis:

  • Focales o parciales. Comienzan en una parte específica del cerebro. Por ejemplo se manifiestan por episodios de mirada perdida, caminar sin rumbo, movimientos tipo masticación, habla confusa que duran de uno a dos minutos.
  • Generalizadas. Empiezan simultáneamente en todo el cerebro y se tiene pérdida del conocimiento y sacudidas musculares involuntarias e intensas.

Vestir de púrpura este 26 de marzo ayudará a crear conciencia sobre la epilepsia en señal de solidaridad y apoyo a los pacientes que la padecen en México y el resto del mundo.

¡Infórmate y comparte!

¿Te gustó esta nota? Califícala
no me gustópuede mejorardos tresme gustame encanta (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...